miércoles, 15 de marzo de 2017

EL PRIVILEGIO DE ENSEÑAR



EL PRIVILEGIO DE ENSEÑAR  


 Desde pequeña quise ser maestra. Con mis hermanos y primos más pequeños, que vivían en la puerta de al lado, yo ya jugaba a enseñar. Los sentaba a todos y les daba clases de ciencias naturales, hacíamos fichas, coloreábamos. Lo pienso hacía atrás y me llama la atención, porque lo curioso de todo ello es que me hacían caso. En aquélla época yo debía tener unos 11-12 años y ellos 5-6 menos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario